Aislamiento térmico

La capacidad de aislamiento del poliuretano proyectado es muy robusta frente a los efectos de envejecimiento a los que están expuestos habitualmente los aislamientos térmicos. También es más fácil controlar los puentes térmicos ya que se puede mantener el espesor del aislamiento y hacer las geometrías que se consideren oportunas para la solución. El poliuretano proyectado alcanza un alto nivel de aislamiento con poco espesor.

Impermeabilización

El poliuretano proyectado, al ser un sistema continuo intermedio, cumple sin enfoscado previo con el máximo grado de impermeabilidad de las fachadas de la forma más sencilla y económica. Además, siendo impermeable al agua, permite transpirar al cerramiento.